miércoles, 27 de mayo de 2015

El héroe perdido - Rick Riordan

¡Hola mis queridos lectores! ¡Ya estoy de vuelta! Al menos, de momento xD Hoy he tenido mi último trimestres y en dos semanitas, tengo mi primer final, así que esto es un mini kit kat. Pero espero poder disfrutarlas un poco, de modo que aquí estoy, subiendo una reseña. Espero que os guste ^^



Saga: Los héroes del Olimpo


Nombre: El héroe perdido


Autor: Rick Riordan


Páginas: 496


Editorial: Montena




Reseña: (Sin spoilers)


Jason se despierta en un autobús, camino de quién sabe dónde, sin saber ni siquiera quién es. Junto a él están sentados Piper y Leo, que se presentan como su novia y su mejor amigo. Sin embargo, él no los recuerda en absoluto. Pero tiene problemas mayores, y no tarda en darse cuenta de ello: al poco de despertarse, son atacados por monstruos y rescatados por un sátiro. Cuando les recogen, se enteran de la verdad: son semidioses, y deben protegerlos. Nadie se explica cómo han sobrevivido tanto tiempo sin protección, pero lo importante es que están a salvo. Por desgracia, en el Campamento Mestizo las cosas no van bien: Percy Jackson ha desaparecido, y todos parecen estar buscándolo. Cuando a ellos tres se les asigna una misión, la de encontrar a Hera, que ha desaparecido, nadie podía saber lo entrelazados que iban a encontrar.

Mi opinión: (Con spoilers)


La historia


El libro comienza con Jason despertándose en el autobús, sentado al lado de Piper y Leo, su novia y mejor amigo. O eso dicen ellos. La verdad es que él no los recuerda. No recuerda nada, ni siquiera quién es él. Al parecer se conocen desde hace tres meses, y están en la Escuela del Monte, pero él no tiene recuerdo alguno de eso, ni de nada en absoluto. No es capaz de quitarse la sensación de que él no debería estar allí. Sin embargo, no tarda en darse cuenta de que tienen problemas peores cuando son atacados por unos monstruos. Están a punto de morir pero son salvados por el entrenador Hedge, un sátiro, que confirma las sospechas de Jason de que él no debería estar ahí. Cuando los tres semidioses son rescatados, son llevados al Campamento Mestizo, donde estarán a salvo. Allí, Leo y Piper son reconocidos por sus padres divinos: Leo hijo de Hefesto, y Piper hija de Afrodita. Por su parte, Jason no es reconocido, pero eso es porque ya lo había sido en el pasado: es hijo de Zeus. O de Júpiter, como él lo llama. Todo lo que rodea a Jason es un misterio: cómo puede haber sido reconocido, cómo sabe luchar como un romano, por qué habla latín, por qué llama a los dioses y a los monstruos por su nombre romano… Lamentablemente, en el Campamento también hay problemas: Percy Jackson ha desaparecido, y todos están buscándole, preocupados. No saben qué le ha pasado y no lo encuentran por ninguna parte. Annabeth, su novia, está muy preocupada, y por ello va a marcharse en su busca. Por su parte, Rachel pronuncia una profecía referida a Jason después de que él soñara con Hera, y él, Piper y Leo deben irse a buscarla, pues dice estar en problemas. Si no la encuentran antes de cuatro días, comenzará una guerra, puede que incluso peor que la guerra contra los titanes.

Como probablemente ya sabéis, estos eran unos libros a los que le tenía muchísimas ganas, pues los de Percy Jackson me gustaron una barbaridad, y estos tenían muy buena pinta. Por fin he conseguido leerlos, y la verdad es que no me arrepiento de nada. No salía Percy, lamentablemente, pero bueno, ya saldrá en el siguiente xD Lo cierto es que los únicos personajes conocidos que vuelvan a salir son Annabeth, Quirón y Thalia. Salen un par más, pero en el mejor de los casos tienen una frase, como Clarisse, o solo son nombrados, como Nico. De todas formas, no es malo, teniendo en cuenta que son series independientes que puedes leer sin haber leído los anteriores. Lo que es un poco más molesto es que te repitan las cosas de nuevo. Supongo que es útil si es la primera saga que lees o si hace mucho tiempo que la leíste pero, si hace dos semanas que te la acabaste, es un poco rollo que te repitan todo lo de los semidioses. Aun así, tampoco me quejo demasiado.
Bueno, El héroe perdido tiene como personajes principales a Jason, Leo y Piper. Jason es un chico amnésico, que siente que no debería estar ahí: en el autobús, el colegio, en el Campamento Mestizo… No sabe por qué, pero está convencido de que no debería estar ahí. Y no es el único. Nada más llegar pasan cosas extrañas, y él es un misterio en sí: por qué habla latín y no griego, por qué llama a los dioses por sus nombres romanos… Ninguno de los tres debería seguir vivo y sin saber qué pasa algo raro, además. Los tres tienen dieciséis años, tres más del momento en el que los dioses suelen reconocer a sus hijos y cuando los monstruos comienzan a perseguirlos. No deberían haber sido capaces de sobrevivir durante tanto tiempo, y sin problemas. Además, el único que ha sido reconocido es Jason, y sus circunstancias son un poco extrañas. De cualquier forma, hay gran cantidad de problemas: los dioses ya no les hablan, el Olimpo ha sido cerrado y, más o menos al mismo tiempo de la aparición de Jason, Piper y Leo, desapareció Percy, nuestro querido Percy, y no lo encuentran por ninguna parte.

La historia de este libro es una que me ha gustado bastante. Hay muchas incógnitas, más que en el primer libro de Percy, supongo que porque es como dos veces más largo que este. Percy, a pesar de no salir, marca gran parte de la trama del libro, pues o bien ellos piensan sobre Percy, o nos encontramos con personajes que lo buscan, como Thalia o Annabeth. La trama protagonizada por Jason y compañía es interesante, y no dejan de pasar cosas: tras haber soñado con Hera, deben buscarla y rescatarla antes del solsticio de invierno. De lo contrario, se desatará otra guerra, que amenazará (de nuevo), con destruirlos a todos. Junto con esto, está el deseo general de saber quién es Jason en realidad y qué le ha pasado. Saben que le han quitado los recuerdos, pero no saben quién, ni con qué fin. Por lo que saben, Jason podría ser un enemigo. Gracias a todo esto, el libro engancha de mala manera. La forma de escribir del autor no ha cambiado, sigue siendo ligera y fresca, con gran cantidad de bromas, especialmente por parte de Leo, que contribuye a acelerar el ritmo del libro. Una vez empiezas, no puedes dejar de leer, y lo digo por experiencia, que lo he leído en cuatro días en pleno tiempo pre-exámenes xD En sí, además, la historia está bien, y va desvelando las incógnitas poco a poco, dándote respuestas pero dejándote con la intriga, para que sigas leyendo un poco más. Sin embargo, hay algo que me ha molestado ligeramente, y tiene que ver con Jason. A ver, yo entiendo que, dado que yo ya lo sabía de antes, contaba con ventaja y no puedo esperar que ellos lo adivinaran tan pronto pero considero que había gran cantidad de pistas que señalaban en una única dirección. Tienes un chico que habla en latín, que dice ser hijo de Júpiter, que llama a los dioses por su nombre romano, que sabe la Gran Profecía de Rachel, ¡en latín! Y que lucha empleando las tácticas romanas. No sé tú, pero yo veo un patrón. ¿¡No podría ser qué fuera romano!? Igual es que yo ya lo sabía, pero me ponía de los nervios que le dieran tantas vueltas a algo que me parecía tan evidente Dx

Sobre los personajes, me han gustado, aunque no han llegado al nivel de sus predecesores. Están bien, pero con los otros he tenido cinco libros, así que no han llegado a conquistarme tanto como ellos xD Jason sería nuestro Percy, pero no del todo, pues es algo inútil: hijo de uno de los Tres Grandes, de Zeus, en particular, y con un pasado misterioso. Totalmente misterioso. Como personaje me ha gustado pero creo que, como se lleva todo el libro desmemoriado, no alcanza a demostrar todo su potencial. Lo cierto es que hace más bien poco a veces. Creo que es un personaje con mucha fuerza, valiente, decidido, leal a sus amigos pero que, cuando deje de estar tan preocupado por quién era, mejorará muchísimo. O, al menos, veremos a Jason en todo su esplendor. De momento, el pobre está más perdido que el barco del arroz, y solo vemos un destello de quién fue al final del libro. Piper, por su parte, es una chica que nadie identificaría como hija de Afrodita. Sin embargo, lo es, y posee una habilidad propia de algunas hijas de Afrodita: la embrujahabla, con la que puede conseguir que cualquiera haga lo que ella quiera. Es por esto por lo que acaba en la Escuela del Monte, un sitio para chicos con problemas, dado que consigue que le presten un coche. Obviamente, cuando el tío del concesionario se da cuenta de lo que ha hecho, llama a la policía, que la causa de robo… El caso es que Piper tiene una habilidad que, realmente, no quiere, pues se siente culpable cada vez que piensa que al usarla obliga a la gente a hacer cosas que no quiere hacer. La culpabilidad, en realidad, es como un segundo personaje, que siempre está pegado a Piper, ya que alguien quiere que traicione a sus amigos si quiere volver a ver a su padre. Es por esto que ella se lleva todo el libro sintiéndose mal, y preguntándose a quién debe ayudar, si a sus amigos, los que están arriesgando la vida por ella, o a su padre, a quien quiere muchísimo. A pesar de tener esta tribulación interior, vemos que Piper es una chica decidida y totalmente leal a las personas que quiere. Le gusta pasar desapercibida, por eso no dice quién es su padre, y se limita mucho al principio pero el enfrentarse a los monstruos y a todo lo que se encuentran por el camino hacen que ella se vaya desarrollando, siendo muy distinta a la Piper del principio.

Y ahora, mi personaje favorito: Leo. Leo es un pobre desgraciado. Así, tal cual. Está claro que tengo debilidad por este tipo de personajes. Pero la cosa es que el pobre lo pasa fatal. Se queda huérfano siendo muy pequeño y su familia no lo quiere (la familia también tiene telita…), así que va de un lado a otro en casas de acogidas de las que después se escapa y vuelta a empezar. Así acaba en la Escuela del Monte. Es muy inteligente, y hábil con las manos, aunque siempre tiene la sensación de que sobra, y tiene miedo de no ayudar a sus amigos. Sin embargo, no tiene de qué preocuparse, pues sin él probablemente se habrían muerto más de una vez. Gasta muchas bromas, más como una forma de protegerse de los demás que por otra cosa. Y, aunque puede parecer algo inmaduro, en realidad es una muy buena persona que no tarda en conquistarnos. Y, como un semidiós no puede ir por ahí sin un buen sátiro, tenemos al entrenador Hedge, un sátiro que tiene poco o nada que Grover. Este es ya un sátiro hecho y derecho, que siente pasión por pegarle con su porra a cualquiera que se le ponga a tiro, ya sea amigo o enemigo. Al principio el tío es un pelín molesto, porque su palabra favorita parecer ser “muere”, pero, cuando se le coge el punto, mejora bastante.

El final, por su parte, te deja con muchísimas ganas de más, pues consigues respuestas que buscabas durante toda la historia pero te dejan en el momento más interesante. He aquí la razón por la que llevo toda una semana pensando en su continuación, porque la verdad es que Rick Riordan sabe cómo mantener la intriga xD
En definitiva, El héroe perdido ha sido un libro que, salvo por un par de detalles sin importancia, ha cumplido totalmente mis expectativas. Los personajes están muy bien construidos, y la historia es sólida, con la dosis idónea de preguntas y respuestas necesaria para mantener la intriga. Un libro muy recomendado.

Los personajes


Jason, un chico que se despierta en un autobús sin tener ni idea de dónde está ni quién es. Comienza el libro totalmente desmemoriado, y por eso la mayor parte del tiempo está confuso y sin tener muy claro qué hacer. Sin embargo, cuando tiene que enfrentarse a los problemas, demuestra que es un chico decidido y valiente, que hace lo que tiene que hacer y pelea por sus amigos. El Jason del comienzo del libro es radicalmente distinto al del final, pues la evolución que sufre es enorme, de un chico perdido que apenas sabe lo que está ocurriendo, a alguien que se enfrenta a los peligros sin apenas dudarlo, siempre con tal de ayudarlos. No es exactamente como Percy pero también le he cogido cariño (aunque si fuera un poco más útil, tampoco me quejaría xD).

Piper McLean, una chica, hija de Afrodita, y novia de Jason. Es una chica algo tímida en ocasiones, que intenta por todos los medios pasar desapercibida. Es un duro golpe para ella enterarse de que Jason no la recuerda y de que, peor aún, probablemente lo que compartieran nunca existió. Ella no se siente hija de Afrodita, con el pelo cortado a trasquilones, su forro polar y las botas militares. Es insegura, en ciertas ocasiones, pero esto va cambiando a lo largo de la historia. Le cuesta aceptar el hecho de que sus recuerdos con Jason son falsos, pero está decidida a que se vuelvan ciertos.



Leo Valdez, hijo de Hefesto, se quedó huérfano siendo muy pequeño, y eso le marcó durante el resto de su vida. Está acostumbrado a escapar de casas de acogida, y a ir a sitios como a la Escuela del Monte, donde conoce a Piper y a Jason. Es muy hábil con las manos, siendo capaz de crear cosas increíbles. No ha tenido una vida fácil, pasándolo muy mal casi desde siempre. Intenta disimularlo, comportándose de una forma un tanto inmadura, y continuamente gastando bromas. Sin embargo, se nota que no es realmente así, y se le coge cariño muy rápidamente.



Lo mejor


La historia es interesante y, como ya viene siendo costumbre en los libros del autor, se lee en un santiamén. Tiene un ritmo muy rápido, y engancha casi desde el primer momento, haciendo que no puedas dejarlo hasta haberlo acabado.

Lo peor


Sin duda, lo peor para mí ha sido un poco la inutilidad que han demostrado a la hora de averiguar los orígenes de Jason. Puede que fuera porque yo ya lo sabía y que, de no haberlo sabido, no me habría dado cuenta pero, conforme leía, veía tantas pistas que marcaban un único camino que no entendía cómo no lo veían.

http://mislibrosestanaqui.blogspot.com.es/

viernes, 22 de mayo de 2015

Marina - Carlos Ruíz Zafón

¡Hola, mis queridos lectores! Sí, como veis, sigo publicando por aquí, aunque ya dije que iba a pasarme menos xD La verdad es que hoy solo tenía un examen y los cinco que me quedan son la semana que viene, así que pensé que subir una entrada aquí no suponía ningún problema por lo que, ¡aquí estoy! Hoy os traigo la reseña (cortita) de un libro al que le tenía ganas, aunque no ha terminado de ser lo que esperaba... 



Saga: Ninguna. Autoconclusivo


Nombre: Marina


Autor: Carlos Ruiz Zafón


Páginas: 290


Editorial: Planeta




Reseña: (Sin spoilers)


Óscar era un joven que vivía en un internado y que, un día como cualquier otro, decidió dar una vuelta por Barcelona. Así conoció a Marina, y así se vio inmerso en una búsqueda de respuestas que se remontaban a muchas décadas atrás, y que desembocó en una historia extraña y peligrosa. La historia está contada en retrospectiva por el Óscar adulto, muchos años después de los hechos narrados.

Mi opinión: (Con spoilers)


La historia


El libro está narrado en retrospectiva por el óscar Drau adulto, cumpliendo con una promesa que le hizo a Marina. Ella es el catalizador de la historia, la razón por la cual todo comienza para Óscar. La cosa empieza cuando Óscar sale del internado en el que vive y se va a dar una vuelta por Barcelona. En su paseo, escucha una música y, llevado por un impulso, se cuela en una casa, de la que sale más tarde espantado por la persona que se encuentra allí. Sin embargo, sin darse cuenta de ello, se había llevado un objeto de la casa, y tuvo que volver de nuevo para devolverlo. En su segundo viaje se encuentra con Marina, la hija del hombre que se encontró la primera vez que fue. Son una familia extraña, pero Óscar se encuentra a gusto con ellos y ellos parecen encontrarse a gusto con él, así que continúa yendo a verlos. Por esta razón, acaba acompañando a Marina en su persecución de una mujer de negro que siempre va al cementerio a visitar una tumba vacía. Ninguno de los dos podía imaginar de ninguna forma lo que descubrirían en aquella inofensiva incursión. Aunque querrían dejarlo, tras enterarse de lo que se enteran, no les queda más remedio que llegar al fondo de todo, si quieren sobrevivir a lo que hay oculto en las calles de Barcelona…

De Carlos Ruíz Zafón solo había leído la Trilogía de la Niebla, libros que me gustaron muchísimo, y que recuerdo con cariño especial desde que los leí, hace ya varios años. A este libro también le tenía ganas y, cuando pude hacerme con él, decidí que me lo llevaba. No tenía nada claro de qué iba, y la sinopsis de la contraportada tampoco ayuda mucho pero, tras leerlo, entiendo por qué. Este es uno de esos libros de los que, cuanto menos sepas, mejor, porque si no, te estropea gran parte de la sorpresa. El libro comienza con Óscar, el adulto, hablando de por qué está contando la historia, por Marina y, a continuación, narra cómo la conoce. Lo hace forma un tanto extraña, pues se coló en su casa en un impulso, pero, claro, Marina también es muy extraña. Es una chica muy particular, que llama la atención de Óscar prácticamente enseguida. Sin embargo, guarda gran cantidad de secretos que va revelando con cuentagotas, dejando a Óscar siempre con la intriga. Ambos deciden seguir a una mujer que a Marina la intriga, porque siempre va a visitar una tumba sin nombre, donde hay grabada una mariposa negra. La siguen durante un trecho, hasta que la pierden, y descubren un extraño vivero. Y ahí empiezan todos sus problemas, tras hallar un álbum lleno de fotos perturbadoras, y comprobar que el invernadero está lleno de maniquís altamente siniestros.

Realmente, aparte de lo que ya os he dicho, no puedo contar más, pues supondría soltar muchos spoilers y, como ya he dicho, es mejor leerlo sin saber demasiado. La narración del autor llega un momento en el que te pone nervioso. No porque esté mal escrito, sino por lo que describe en sí: las imágenes son perturbadoras, en el mejor de los casos, y bastante repugnantes. No llega a dar miedo propiamente dicho, pero sí que terminé poniéndome nerviosa cada vez que uno de aquellos autómatas del demonio aparecían. Cada uno era más horrible que el anterior, en su concepción y lo difícil que era matarlos, y, de verdad, me acababa poniendo de los nervios, cuando Óscar y Marina se encontraban con alguno y querían matarlos.
Las cosas que van descubriendo son más extrañas que la anterior y, aunque tienen sentido una vez las unen, a veces me liaba un poco. Puede que fuera porque lo había dejado de lado por un tiempo y me costaba volver a seguirle el hilo pero lo cierto es que llegaba un momento en el que tenía que detenerme y ponerme a pensar qué había ocurrido antes para situarme y no perderme tanto. También había momentos en los que tenía que releer lo anterior, porque a menudo hacían referencia a hechos que habían ocurrido antes  y de los que, o no me acordaba, o tenía confusos, así que este fue mi principal problema con la novela.

Sobre los personajes, no tengo demasiado que decir. No llegué a conectar con ninguno en particular. Lo cierto es que me resultaban bastante planos, sin demasiada personalidad. Germán, el padre de Marina, puede que sea el que mejor me cayera. Sin embargo, Óscar a veces me ponía un poco de los nervios. No por nada en particular, es solo que sus acciones no me parecían muy normales, eso de colarse en casas ajenas porque escuches música… Y Marina, aunque no me cayó mal, considero que apenas se la conoce, así que tampoco puede decir gran cosa de ella, aparte de que guarda muchos secretos y, sinceramente, es una pobre desgraciada.
En definitiva, Marina es un libro que me ha gustado. No ha sido todo lo que esperaba que fuera a ser, porque, siendo sincera, esperaba mucho más, pero me ha gustado. No lo releería, pero está bien. No llegué realmente a conectar con los personajes, y la historia era algo liosa en ocasiones pero era interesante, y los cabos quedaban atados y bien atados al final. Final que, en cierto modo, se podía intuir desde el comienzo del libro, solo con leerte el primer capítulo.

Los personajes


Óscar Drau, el protagonista de la novela. Es un chico que vive en un internado, cuyos padres apenas se preocupan por él. Llevado por un impulso, se mete en casa de Marina, y allí se ve metido en algo que nunca habría sospechado. Es un chico normal, solitario, y algo miedoso, que a veces actúa movido por unos impulsos que lo meten en más problemas de los recomendables.

Marina, una chica misteriosa, con una extraña forma de ser. “Seduce” a Óscar (no en el sentido de una viuda negra, más bien lo atrae, pero su relación es un poco extraña), y lo arrastra con ella a la persecución de una mujer, persecución que más tarde les causa varios problemas. Está claro que quiere a su adre con locura, pero también que guarda muchos secretos.

Lo mejor


Las descripciones de los autómatas, que te ponían, cuanto menos, nervioso. La historia que, a pesar de ser un poco confusa, termina por tener sentido, y quedar todo bien atado.

Lo peor


Las explicaciones, en varias ocasiones, me resultaron algo confusas y tuve que volver sobre mis pasos para poder enterarme.

http://mislibrosestanaqui.blogspot.com.es/

miércoles, 20 de mayo de 2015

Nuevo reto: El desafío curioso

¡Hola, mis queridos lectores! Ya estoy de vuelta, y esta vez, apuntándome a un nuevo reto. Sé que dije que no me apuntaría a más, y todo eso, pero vi este, me gustó, y decidí que, por apuntarme a uno más, tampoco pasaba nada xD Llego solo unos seis meses tarde, pero realmente espero que no sea un gran problema. El reto es original del blog Libros y misterios, y dura desde el 1 de enero, hasta el 31 de diciembre de este año. Lo que hay que hacer es cumplir una serie de consignas, poniendo un libro que cumpla las condiciones. Y, no, no se pueden repetir los libros, aunque puedes usar los libros que has leído este año. Dependiendo de las categorías que cumplas, recibes una categoría u otra, (que serán importantes para cuando acabe el reto), y hay tres comodines, en caso de que no consigas alguna. Las categorías son:

De 1 a 7 libros, el Conejo Blanco.
De 8 a 14 libros, el Sombrerero Loco.
Más de 15 libros, el Gato de Chessire.

Las consignas son:
1. Libro en el que aparezca un perro: Heir of fire, de Sarah J. Maas. Dorian tiene a Ligera (Fleetfoot), la perra de Celaena, consigo.
2. Libro que termine con la letra E: Mi corazón en los días grises, de Jasmine Warga. Acaba con “esperaré”.
3. Libro con un personaje que use sombrero: El asesinato de lord Edgware, de Agatha Christie. Lady Edgware lleva sombrero, uno que le tapa la mitad de la cara.
4. Libro en el que se viaje de un continente a otro: Wolf by Wolf, de Ryan Graudin. Es una carrera de Alemania a Japón, pasando por África.
5. Libro que acabe en página impar: El lado oscuro, de Sally Green. Página 415.
6. Libro en el que un personaje use un paraguas: Unspoken, de Sarah Rees Brennan. Hay gente con paraguas xD
7. Libro en el que aparezca un gato: Marina, de Carlos Ruíz Zafón. Marina tiene un gato llamado Kafka.
8. Libro en el que un personaje tenga o use una bicicleta: Suite francesa, de Irene Nemirovsky. Una monja va en bicicleta.
9. Libro con más de 555 páginas y menos de 666: Tu nombre después de la lluvia, de Victoria Álvarez. 584 páginas.
10. Libro con una flor en la portada: A court of thorns and roses, de Sarah J. Maas. Hay varias flores en su brazo.
11. Libro en el que muera un personaje: Medio rey, de Joe Abercrombie. Hay varias batallas y mueren muchos personajes (no todos importantes, pero bueno)
12. Libro con un título con más de 5 palabras: Toda la verdad que hay en mí, de Julie Berry. 6 palabras.
13. Libro que empiece con la letra A: Te daría el mundo, de Jandy Nelson: "Así empieza todo".
14. Libro en el que un personaje hable dos idiomas: Heima es hogar en islandés, de Laia Soler. Orri y John hablan en islandés e inglés, y Laura habla español, inglés y un poco de islandés.
15. Libro con menos de 99 páginas: Carta de una desconocida, de Stephan Zweig.
16. Libro en el que aparezca un pájaro: El hijo de Neptuno, de Rick Riordan. Aparece un cuervo.
17. Libro en el que un personaje sufra pesadillas: El héroe perdido, de Rick Riordan. Leo, Jason y especialmente Piper, sufren pesadillas.
18. Libro sin capítulos: El mar infinito, de Rick Yancey. Se divide en partes, pero sin capítulos.
19. Libro en el que un personaje lea el periódico: Un Hijo, de Alejandro Palomas. Más que leerlo sacan recortes de periódicos, pero los leen xD
20. Libro con un número en la portada o en el título: La quinta ola, de Rick Yancey.
Los comodines:
Libro que transcurra durante el otoño: El tercer durmiente, de Maggie Stiefvater. Está comenzando el colegio, así que principio de otoño.
Libro en el que un personaje use anteojos: Cress, de Marissa Meyer. El doctor Erland lleva gafas.
Libro con un animal en la portada: Puro, de Julianna Bagot. Tiene una mariposa en la portada.

¡Y esto es todo por hoy! Por lo que se ve, no voy tan mal xD ¿Y vosotros? ¿Vais a apuntaros? ¡Un beso!
http://mislibrosestanaqui.blogspot.com.es/

domingo, 17 de mayo de 2015

Percy Jackson y el último héroe del olimpo - Rick Riordan

¡Hola, mis queridos lectores! Como veis, vengo con otra reseña, ya que tengo unas barbaridad atrasadas y quiero subir unas cuantas antes de verme obligada a realizar un pequeño parón. Porque sí, va a haber un descenso en la actividad del blog. El viernes comienzo los exámenes de la tercera evalución y, en dos semanas, tengo los finales, así que primero van los estudios, y después, el blog. Pero como no quería cerrarlo antes de tiempo ni que se me acumularan las reseñas, aquí vengo con otra ^^ ¡Espero que os guste!



Saga: Los dioses del Olimpo (5/5)


Nombre: Percy Jackson y el ultimo héroe del Olimpo


Autor: Rick Riordan


Páginas: 352


Editorial: Salamandra




Reseña: (Sin spoilers)


El dieciséis cumpleaños de Percy está a la vuelta de la esquina, y con él, el momento de que se cumpla la profecía. La profecía que habla de la total destrucción o salvación del Olimpo a manos de un único héroe. Por su parte, Cronos se dirige hacia Nueva York con su ejército de monstruos, y los titanes comienzan a liberase de sus ataduras, poniendo en apuros a los dioses. Los semidioses están solos, y el Olimpo, desprotegido. Serán ellos los que deban tratar de defenderlo pero no será nada fácil, sobre todo con el descubrimiento de un espía entre sus filas…

Mi opinión: (Con spoilers)


La historia


El libro comienza con Percy y Rachel conduciendo el coche del padrastro de Percy, hasta que son interrumpidos por la llegada de un Pegaso que aterriza sobre el capó. Blackjack lleva con él a Beckendorf, y Percy tiene muy claro qué es lo que hacen allí: la guerra ha comenzado oficialmente. Ambos van al Princesa Andrómeda, el barco de Luke, que ahora es de Cronos, que posee el cuerpo del antiguo amigo de Percy. El plan es simple: volar el barco. Tal vez no mate a Cronos, pero desde luego lo retrasará un poco. Sin embargo, las cosas no salen como esperaban. Cronos los descubre, pues estaba preparado para su llegada. No tardan en saber cómo: tienen un espía en el campamento. Percy logra escapar por los pelos, y no tarda en averiguar que las cosas van mucho pero de lo que pensaban: los titanes se están liberando de sus ataduras, y poniendo en dificultades a los olímpicos, que apenas pueden retrasarlos ligeramente. Mientras ellos tratan de destruir, sin éxito, a los titanes, Cronos se dirige con su ejército a Nueva York. Sin nadie que se interponga entre él y el Olimpo, lo destruirá completamente y con él, la sede del poder de los dioses, haciendo que desaparezcan para siempre. Para evitarlo, Percy y los demás semidioses del Campamento Mestizo harán todo lo que esté en su mano para derrotarlo, y acabar con la amenaza, aunque será de todo menos simple, y puede que lo que descubran por el camino lo cambie todo.

El libro comienza, como de costumbre, en verano, esta vez, a una semana del cumpleaños de Percy, y ya sabemos lo que eso significa, ¿verdad? Cuando cumple los 16, se cumplirá la Gran Profecía, la que dice que acabará con el Olimpo, o lo salvará. Percy tiene, por tanto, que preocuparse por eso, y por Cronos que va dejando un reguero de destrucción a su paso, en un camino que marca claramente su destino: el Olimpo. Sin embargo, también tiene otras preocupaciones, aunque sean menores: Rachel y Annabeth. Desde que es amigo de Rachel, su relación con Annabeth está algo resentida, y el pobre Percy ya no sabe qué hacer para arreglarlo, principalmente porque no sabe cuál es el problema tras esto. Así, Rick Riordan nos muestra que Percy ha madurado, ya no es aquel chico de doce años asustado del mundo: ha madurado y se ha hecho más fuerte. Se ha superado a sí mismo. Sin embargo, sigue siendo un adolescente que ha tenido que hacerle frente a muchas cosas y hay aspectos de la vida que se le escapan, como la razón por la que Annabeth está tan molesta con él y con Rachel (aunque para nosotros sea bastante obvia). Por suerte, esto no es importante, dado que lo principal y más urgente es detener a Cronos. Si consigue detener a Cronos, ya se preocupará por eso. Si no, realmente no tiene mucho sentido preocuparse. Además, tienen que hacerlo ya, porque en apenas unos días, Cronos será lo suficientemente fuerte como para abandonar el cuerpo de Luke, y para entonces será invencible. Tal vez los dioses podrían derrotarlo, pero no en su situación actual. Ahora mismo, los dioses están divididos: el grueso de ellos se están enfrentando a Tifón, que ha quedado libre, y no van bien. Por su parte, Poseidón trata de defender su palacio, y Hades no tiene intención alguna de abandonar el Inframundo, si no que dejará que los dioses se las apañen, y después tratar de derrotar a Cronos. Percy tendrá, por tanto, que intentar derrotar a Cronos, unir a los dioses y lidiar con el espía. ¿Por qué Percy? Porque no hay nadie más capaz de hacerlo. Pero, para hacerlo, deberá ser más fuerte, pues tal y como está en ese momento, no es capaz de derrotar a Cronos. Solo hay una forma de conseguirlo, y para ello necesitará la ayuda de Nico, descubriendo mucho más por el camino de lo que nunca habría imaginado.

Muchas veces, el problema de tener una saga/ trilogía en la que se prepare una gran lucha final, es que esa gran lucha final que llevas queriendo ver muchos libros, no ocurre. Es decir, ocurre, pero suele ser breve, y un tanto insulsa, dejándote decepcionado y con ganas de más. Por supuesto, para todo hay excepciones y, en este caso, El último héroe del Olimpo no decepciona. La batalla transcurre prácticamente a lo largo de todo el libro, y eso es algo muy positivo porque, si después de cinco libros, no le hubieran dedicado más que un par de capítulos someros, me habría sentido engañada. Totalmente. Afortunadamente, Rick Riordan nos regala más que eso, y la última entrega de las aventuras de Percy (en esta saga), no decepciona. En este libro, contamos con acción a raudales, y una pelea constante contra las fuerzas del titán. Nos reencontramos con antiguos conocidos y enemigos, como nuestro querido Minotauro. Personajes que en libros anteriores eran más secundarios adquieren más importancia, como Nico, Silena, o Clarisse, y algunos más importantes se quedan en un segundo plano, como Grover. Silena es la que más importante se vuelve este libro, y tiene un papel muy relevante a lo largo de la historia, bastante más de lo que podía parecer en un principio. Eso es algo que también me ha gustado mucho de este libro, que, a pesar de ser el último, no es un impedimento para que conozcamos más a personajes que ya han aparecido y que, por norma general, suelen dejarse de lado. Por supuesto, Rachel va cobrando más importancia, como ya ocurriera desde que apareciera por primera vez, y su papel final es uno que nunca habríamos adivinado.

Por otro lado, como ya he repetido en innumerables ocasiones, en este libro nos encontramos con muchas respuestas, algunas de las cuales para preguntas que, probablemente, ni siquiera nos habíamos planteado. Yo, al menos, nunca me había planteado la razón de muchas cosas. Sin embargo, está claro que Rick Riordan sí que las había pensado, y tenía las respuestas a mano, haciendo que todo cobre sentido y encaje a la perfección. Como ya es costumbre, el humor es algo que es clave en los libros del autor, y este libro no es ninguna excepción. El humor juega un papel clave, incluso en los momentos más críticos lo que, al mismo tiempo, me gusta y me disgusta, dado que en las situaciones más peligrosas, Percy hace una broma. No es especialmente malo, es solo que, a veces, me resultaba un poco incongruente meterlo. Aunque lo del cerdo volador me mató xD Una de las cosas que más me han gustado ha sido la mayor presencia de Nico que, como ya debéis de saber, es uno de mis personajes favoritos, y me encanta que en este tenga más protagonismo. Es un chico que me da mucha pena, y que realmente quiero ver feliz, igual que Percy y Annabeth, aunque, por su situación, me temo que es algo más complicado… Pero seguro que acaba bien, por supuesto. Una cosa que me decepcionó ligeramente, fue Cronos pues, aunque es malo, esperaba algo más. Algo más de maldad, de locura. Aunque puede que sea porque estoy acostumbrada a otro tipo de libros en los que los malos están como cabras y, dado que este es un poco más infantil, aquí se controlan. Puede que sea solo cosa mía, pero aun así tenía que decirlo. El final, en sí, está bien. Es esperanzador, y al mismo tiempo malo, porque se pronuncia una nueva Gran Profecía y se da pie a la segunda saga. Y sabemos que aquí sufriremos, con total seguridad. Desde luego, es un final sorprendente, que nunca preví, y que me ha gustado mucho ^^

En definitiva, El último héroe del Olimpo ha sido una buena lectura, que ha quedado a la altura de sus predecesoras y que ha puesto un digno broche a una saga que me ha gustado mucho, cumpliendo con mis expectativas. Puede que me hubiera gustado que el malo fuera más malo, pero es un detalle que no me molesta demasiado, mirándolo en conjunto. Ahora estoy deseando ponerme con El héroe perdido pues, tras la nueva Gran Profecía, promete tanto como estos libros ;) Para acabar, os dejo con una foto depresiva donde las haya Dx

Los personajes


Realmente, no hay ningún personaje nuevo, aunque conocemos en más profundidad a Silena, alguien que da mucho juego en esta entrega.

Lo mejor


El final. Ha sido un final digno para esta saga, con el toque justo de tristeza y alegría, de victoria y de pérdida. Todos han recibido lo que merecían, y varios de los giros resultaron muy sorprendentes. Un final sin duda satisfactorio.

Lo peor


Esperaba que Cronos fuera a ser un malo más malo. Lo vi un poco pasivo, aunque puede que sea porque estoy acostumbrado a otro tipo de malos…

 
http://mislibrosestanaqui.blogspot.com.es/

miércoles, 13 de mayo de 2015

Heir of fire - Sarah J. Maas

¡Hola de nuevo! Como ya os dije ayer, os debo unas cuantas reseñas, y esta era una de ellas, así que, ¡aquí está! Os lo digo desde ya: me ha salido una reseña kilométrica, y lo digo en serio. Es súper larga, pero es que el libro tiene mucha chicha y yo tenía mucho que decir así que, reseña enorme xD Espero que os guste ^^



Saga: Trono de Cristal (3/6)


Nombre: Heir of fire


Autor: Sarah J. Maas


Páginas: 562


Editorial: Bloomsbury




Reseña: (Sin spoilers)


Celaena ha abandonado Adarlan. Gracias a Chaol, el rey la ha enviado lejos, a matar a los reyes del único reino que resiste el dominio de Adarlan. Sin embargo, Celaena no tiene intención alguna de acabar con los reyes. Tras la muerte de Nehemia, Celaena le hizo la promesa de liberar su país. Cumplirá su promesa, pase lo que pase, pero no hará más. No se siente en absoluto capaz de hacer nada más, hundida como está en la desesperación y la miseria. Cuando se encuentra con Rowan, un fae enviado por su tía Maeve para llevarla ante ella, Celaena lo considera una oportunidad para averiguar más sobre las llaves del Wyrd. Pero Celaena está rota y derrotada, y de ninguna manera le resulta útil a Maeve. La reina le hace una promesa: respuestas, a cambio de que le demuestre qué es capaz de hacer con su magia. Celaena acepta, aunque puede que no sea la mejor decisión…

Mi opinión: (Con spoilers)


La historia


Bueno, como ya sabéis, este es un libro al que le tenía, muchas no, muchísimas ganas de leer. Viendo que no había manera de que lo trajeran a España, no ya en papel, sino incluso en electrónico, me di por vencida y decidí que más me valía leerlo en inglés si de verdad quería enterarme de qué pasaba. Así que me lo compré. Y me alegro mucho de haberlo hecho, porque el libro es la leche ^^ De los tres que llevo leídos, considero que este es el mejor. Si bien es cierto que tiene unos cuantos fallos que han hecho que no termine de disfrutarlo tanto como esperaba, también es cierto que es el primer libro que realmente entra en materia. Tras la lectura de este, me parece que sus predecesores eran más como un prólogo enorme, ahora os digo por qué. Heir of fire comienza con Celaena tirada en un tejado, emborrachándose, y revolcándose en su autocompasión. No suena como la Celaena que conocemos, ¿verdad? Eso es porque no es la que conocemos. Tras la muerte de Nehemia Celaena no quiere nada con nadie. Se odia a sí misma y se culpa de su muerte. El rey la envió para matar a Galan y a su padre, pero ella no tiene intención alguna de hacerlo. Mientras está allí, regodeándose en su miseria, la encuentra Rowan, un guerrero fae enviado por su tía Maeve para que la lleve ante su presencia. Aunque Celaena no quiere, ve una oportunidad de conseguir información sobre las llaves del Wyrd, así que decide acompañarle (aunque tampoco es que tuviera muchas oportunidades contra Rowan y ambos lo sabían…). Maeve le promete la información que quiere, si acepta entrenar con Rowan para mejorar su dominio de su magia, y volver cuando él lo determine para juzgar sus habilidades. Mientras tanto, en Adarlan, Chaol trata de decidir si es leal a Dorian y a Celaena, y qué hacer con la información de la verdadera identidad de la mujer que ama, y con la revelación de que su mejor amigo posee magia. Se nos presentan nuevos personajes, como Manon Blackbeak, una bruja que entra al servicio del rey, o Aedion, primo de Celaena y probablemente el mejor general del rey, conocido por sus duras represiones contra los rebeldes del norte.

El resumen, salvo por la parte relativa a Celaena es muy general, y lo sé, pero es que son bastantes nuevos personajes y unos cuantos nuevos narradores así que no podía dedicarme a profundizar mucho ahí o me salía un resumen kilométrico. Y es que, en este libro, lo que más hay, son nuevos personajes. No hay acción alguna, salvo en las partes de Manon, y ahí solo a veces, y en las de Celaena no hay realmente gran cosa. A ver, sí que pasan cosas, pero no hay acción propiamente dicha. Y es que Celaena está deprimida. Tras los acontecimientos de Corona de Medianoche, nuestra asesina está completamente derrotada, siendo incapaz de levantar cabeza. Lo único que la empuja a seguir adelante es el juramento que le hizo a Nehemia, y eso la mayor parte del tiempo ni siquiera es suficiente. Tras encontrarse con Rowan, y hacer el trato con Maeve (un mal bicho de narices, por cierto), Celaena comienza a entrenar con su magia. El problema es que, aparte de que ella está absolutamente apática, y no quiere nada, salvo morirse de una vez, le tiene un miedo atroz a su magia. Poco a poco vamos descubriendo exactamente por qué pero esos diez años sin magia eran lo mejor que le habían pasado, pues le habían permitido respirar tranquila. Sin embargo, al llegar a Wendlyn, esa seguridad se desvanece, y ella se ve obligada a superar el miedo atroz que le tiene a su magia si es que quiere recibir respuestas sobre las llaves del Wyrd. Rowan se convierte entonces en su “entrenador”, como ya lo fueran Arobynn y Chaol antes que él. Pero Rowan es absolutamente implacable. Es un guerrero fae que lleva vivo cientos de años. Está al servicio de Maeve, y está obligado a hacer cualquier cosa que ella le ordene, aunque esto sea permanecer arrodillado durante mil años, o matar a un pueblo lleno de niños. Cuando está con ella, no tiene voluntad propia. Por eso, aunque no le hace ningún tipo de ilusión, entrena a Celaena. Eso sí, desde el minuto uno vemos a alguien frío y desapasionado, a quien siglos de existencia han endurecido de todas las formas posibles, y que no dudará en someter a Celaena a un brutal entrenamiento. No le importa que Celaena esté emocionalmente rota y al borde del abismo, o que ella sea Aelin, la princesa desaparecida de Terrasen. Él ha recibido órdenes y eso será lo que cumpla.

Mientras, en Adarlan, Chaol está teniendo problemas a raíz del trato que hizo con su padre para que el rey enviara a Celaena a matar a los reyes y alejarla así de Adarlan. Su padre quiere que cumple su promesa y se marche a Anielle, y Chaol no quiere marcharse hasta asegurarse de que Celaena está a salvo, y que la magia de Dorian está siendo contenida. Es por esto por lo que he acabado harta de Chaol. Se lleva todo el maldito libro con un debate interno y luchando contra su sentido del deber, decidiendo si debe serle leal a Dorian o a Celaena. Más o menos, tiene un problema porque está intentando decidir entre Celaena, que ahora le odia, y quiere proteger a Dorian, a su gente y a Terrasen del rey; y Dorian, que ahora le odia, y quiere proteger a Celaena, a su gente, y a Adarlan del rey. Un gran problema, ¿verdad? ¡¡No se da cuenta de que están en el mismo bando!! Y eso le lleva a un gran problema, que se extiende a lo largo del libro, ¡¡porque es tan inútil que no se da cuenta de que NO HAY NADA QUE DECIDIR!! Pero nada, que no se entera Dx Bueno, esto lleva a ambos, a Chaol y a Dorian, a tratar de mantenerse alejados de Aedion, el Lobo del Norte (traducción propia). Es uno de los generales del rey, y uno de los mejores, que se ha encargado de sofocar gran cantidad de rebeliones en el norte con su Bane (mi traducción no llega más lejos, sorry). Obviamente, que el Capitán de la Guardia que alejó a Aelin de Adarlan queriendo, y luego no dijo quién era en realidad cuando lo descubrió, o que el príncipe que tiene magia cuando eso no debería ser así, se relacionen con el mejor general del rey no es buena idea. Ni siquiera aunque sea primo de Celaena… Porque, sí, Aedion es primo de Celaena, a pesar de haber acabado al servicio del hombre que destruyó su país y a su familia. Dorian por su parte, encuentra el amor de nuevo con la curandera que les había remendado tantas veces en el pasado y nunca había dicho nada, Sorscha. Esta termina descubriendo lo de su magia y ayudándolo, y empiezan una preciosa relación, sin pies ni cabeza, que solo quería que acabara ¬¬ Por último, está Manon, una bruja Blackbeak que entra a ser parte del ejército del rey, el que está preparando en secreto.

Como veis, hay muchos personajes nuevos y la historia se diversifica, siguiendo muchos puntos de vista distintos, y habiendo una gran cantidad de tramas independientes entre sí que acabarán desembocando de una forma u otra en una sola, o eso creo yo. Al haber tantas, la historia se estanca un poco. No es que se haga aburrida, pues no me lo pareció en ningún momento, pero sí que es cierto que el ritmo se vuelve mucho más lento. Heir of fire es mucho más un libro que se centra en la inevitable lucha de Celaena contra el rey de Adarlan (¡¡quién sigue sin tener nombre!!). Aunque en este libro tampoco hay mucha acción, pues es más un libro de la superación personal de Celaena, de su preparación para aceptarse tal como es, y siendo quién es, y, sobre todo, de revelaciones y descubrimientos, es un libro en el que nos metemos más en el tema. Los otros dos parecen más un prólogo, una introducción a lo que estaba por venir y que está llegando en este. La guerra se está preparando, lo vemos con Manon; el rey tiene muchos secretos y planes ocultos, que Chaol, Dorian y Aedion van descubriendo; y Celaena empieza a aceptar su herencia, y que es parte esencial de ella, gracias al entrenamiento con Rowan, y su mera presencia. Y es que Rowan se convierte en un gran pilar para ella. A pesar de que al principio es más seco que un palo, y es muy estricto, y desprecia a Celaena con toda su alma (en una relación recíproca), se convierte en uno de sus grandes apoyos. Se convierte en Nehemia, Chaol y Dorian, todo a la vez. En un país desconocido, donde Celaena está sola, Rowan va siendo, poco a poco, y con mucha lentitud, su único amigo, la única persona que la apoya y la ayuda. No es un camino fácil, y tardan bastante en recorrerlo, pero al final acabas cogiéndole mucho cariño a Rowan y rogando porque a la señora Maas no le dé por matarlo. Y es que Rowan, a pesar de ser un fae inmortal, un gran guerrero con el poder del hielo, lleva mucho tiempo solo, y roto por dentro y, de alguna manera, comprende y ayuda a Celaena, aun sin quererlo, aun sin que ella quiera. Y acabas queriéndolo mucho, esperando de verdad que pueda librarse de Maeve y ayudar a Celaena a liberar Terrasen, aunque el juramento de sangre sea algo eterno e irrompible. Es Rowan, y es Celaena, y juntos son imparables. Encontrarán la manera xD

Sobre Celaena, solo debo decir que, si en el primero la conocimos de una forma más light y en el segundo vimos su lado más vengativo y sangriento, en Heir of fire vemos a una Celaena que no es más que una sombra de lo que era. La pérdida de Nehemia, de la que se responsabiliza y se culpa interiormente, su odio y amor hacia Chaol, a quién también culpa de lo sucedido, pero no puede evitar querer, y su incapacidad para liberar a su pueblo la están destrozando. Está al borde de un abismo del que no puede salir, porque realmente no quiere, hasta que Rowan llega. Y aunque al principio él no la ayuda, porque a su manera, también está metido en otro, con el tiempo llegan a confiar el uno en el otro y ganan mucho así. Su relación me gusta mucho, y sobre todo porque no es romántica, sino, más bien, de mejores amigos, y eso me gusta, porque casi no aparecen en estos libros. Si dos se conocen, lo más probable es que acaben juntos, y lo último que necesita Celaena es OTRO noviete más, sería demasiado. Por eso su relación me parece muy bonita, y cuando descubren que son carranam me encantó :3 Siguiendo con la familia, Aedion me cae muy bien. Puede parecer raro al principio, porque cuando se le conoce es una persona horrible, pero se va descubriendo que Aedion es más de lo que parece, lo mismo que pasó con Celaena. Aedion ha arriesgado su vida una y otra vez, y nunca ha olvidado a Celaena o a su gente. Lucha por recuperar a su reina, a la que nunca ha creído muerta, y su único deseo es poder verla, una vez más. Quiere ser parte de su corte, como debía haber sido, y jurarle lealtad con el juramento de sangre. Como uno de los mejores generales del rey, es muy conocido por todos, y su fama ha llegado a todos los rincones del reino, provocando el odio en muchas personas que antes vivían en Terrasen. Pero él acepta esa fama, para poder salvar a más gente, y fingir que las batallas son mucho peores de lo que en realidad son (aunque eso no significa que no sea uno de los mejores guerreros del reino. Si lucharan él y Celaena, no tengo claro quién ganaría…). Y, esto tengo que comprobarlo todavía, creo que los shippeo, a él y a Celaena (a ver, normalmente no me gusta el incesto, pero son primos muy lejanos, así que no me molesta tanto. Además, yo es que los veo). Pero eso, que tengo que comprobarlo xD

Por su parte, Chaol se está enterrando a sí mismo a mis ojos. Es cada vez más tonto. Apenas reconozco al Chaol que conocí en el primer libro. De verdad, es que se centra en lo menos importante, y se come la cabeza por tonterías que no sirven para nada. Cada vez que el libro lo narraba Chaol, me entraban ganas de tirarme de los pelos. Lo único bueno era que estaba con Aedion, e iban descubriendo cosas sobre los rebeldes y el poder del rey. Ya está. Por su parte, Dorian me cae ligeramente mejor, pero también me irritaba soberanamente. Su relación con Sorscha me sacaba de mis casillas. No tenía sentido. Tan enamorado que estaba de Celaena, y ya tiene nueva novia. Y lo peor es que la tía esta lleva saliendo dos libros, porque era la que les curaba las heridas cuando acababan en problemas, pero a nadie le importaba, ni siquiera a ellos. Y, digo yo que, si la chica esta era guapa, lo era estuviera Celaena o no, pero Dorian ni se fijó en ella. Y ahora, tras dos conversaciones, tiene nuevo amor. Que no, que no me lo creo. Además, es que su relación no me parecía natural, porque Sorscha llevaba “enamorada” de él desde hacía años, desde que lo vio por primera vez. Y su relación no me parece tal, porque es más bien como la de una estrella del rock con una groupie, y no me convence. Su relación no me transmitía nada de nada, y, cuando finalmente acaban con Sorscha, y le cortan la cabeza, solo me hacía gracia (parezco una lunática, pero es la verdad), porque era tan surrealista xD Me imaginaba a Dorian tratando de pegarle la cabeza y era muy raro todo xD Y ya, por último, hablo de Manon. Es una bruja Blackbeak y, como todas las brujas, es despiadada, fría, y brutal. Creen que no tienen corazón y quieren volver a su tierra, de la que unas brujas, las Crochan, las expulsaron con una maldición y, desde que la magia desapareció, no han podido volver. Pero el rey les da unas monturas, los wyverns, para que pueden volar de nuevo y volver a su hogar, a cambio de que sean parte de su ejército. Y aunque al principio Manon es muy insensible, poco a poco, y gracias a Abraxos, se le va cogiendo cariño, y sus partes eran las que más me gustaban, prácticamente.

Heir of fire ha sido una buena lectura. No tiene acción, pero hay muchas revelaciones, y considero que es el mejor de los que están publicados. Al menos, es el que más me ha gustado. He tenido ciertos problemas, por eso de que está en inglés, y que no recordaba lo que había pasado, así que a veces me perdía un poco, pero no me molestaba demasiado. Y hay algo un poco extraño, que me dejó descolocada, aunque será tontería mía: Dorian dice en cierto momento que su padre y su madre nunca han compartido cama así que, ¿cómo han aparecido él y su hermano? Dado que la osmosis o la ciencia infusa no creo que sean respuestas válidas, ¿¿cómo leches han aparecido?? Porque no me veo a nadie acostándose con el rey, y tampoco a este permitiendo una infidelidad, pero teniendo Dorian magia, no veo otra respuesta posible. Y a todo esto, si la magia está “bloqueada”, ¿cómo es que Dorian tiene? ¿Cómo se come eso? Supongo que ya nos lo explicarán pero bueno… Ah, y lo de los fae y sus parejas me gustó mucho, sobre todo porque cierra en cierto modo la posibilidad de una relación entre Chaol y Celaena xD En definitiva, es un libro que me ha gustado mucho, y con un final que te deja con muchas ganas de más, sobre todo por lo que ocurre con Dorian y Aedion…

Los personajes


Rowan Whitehorn, un guerrero fae inmortal, que le ha jurado lealtad eterna a Maeve, tía suya y de Celaena. Tiene la habilidad, como Dorian, de controlar el hielo. Le encargan la tarea de entrenar a la joven, y, aunque al principio no quiere hacerlo, y no le hace ningún tipo de ilusión, lo hace. Poco a poco, su relación va mejorando, y se van haciendo amigos.








Sorscha, una curandera del castillo. Es el nuevo ligue de Dorian. Lo siento, pero me niego a considerar su relación como “amor verdadero”. Non, niet, nein. Trata de ayudar a Dorian y eso, a contener su magia y que no se meta en problemas, pero yo sigo pensando en ella como una groupie de Dorian. Además, algunas de sus acciones llevan a un final un poco chungo…

Aedion, primo de Celaena, general del rey, el Lobo del Norte. Lleva uno de los anillos de piedra negra del rey, que lo marcan como uno de los de su círculo interno (?). Sin embargo, es alguien rebelde y algo despiadado, que hace lo que tiene que hacer, sea esto lo que sea. Es un gran guerrero, y muy leal a aquellos que quiere y a lo que cree, aunque en un principio no lo parezca.

Manon Blackbeak, una bruja, parte del aquelarre Blackbeak. Es la líder de su aquelarre, o lo será a la muerte de su abuela (mal bicho donde los haya, la verdad). Es muy decidida, fría, y prácticamente sin corazón, hasta que conoce a Abraxos. Entonces comienza a desmarcarse de lo que dice su abuela, y a hacer lo que ella quiere, tratando siempre de limitar los daños, porque su abuela no dudaría en matarla a ella, o a alguna de sus Trece…

Lo mejor


Vamos descubriendo nuevas cosas: revelaciones, países… Y se incluyen gran cantidad de nuevos personajes que le dan más variedad y diversifican las tramas, aportando mayor interés.

Lo peor


Apenas hay acción, y algunos puntos se vuelven confusos si hace mucho desde que leíste Corona de Medianoche. También hay algunas incongruencias, como la de la magia.

http://mislibrosestanaqui.blogspot.com.es/

martes, 12 de mayo de 2015

I.M.M. #9 - Abril + Mi cumple

¡Hola de nuevo, mis queridos lectores! Sé que últimamente no estoy subiendo reseñas, y es absolutamente imperdonable por mi parte, pero es que no tenía ninguno acabado. Pero, eso sí, no os preocupéis, que ya me he acabado tres y estoy con las reseñas, así que, pronto, vuelvo al ataque xD Hoy, para no dejaros solos tanto tiempo (aunque supongo que a alguno no le molesta tanto esto ;), voy a subir el I.M.M. correspondiente al mes de abril y ¡mi cumple! No son tantos libros como otros años pero es que uno no me ha llegado todavía (razón por la que no había subido esto antes, seguía esperando a que llegara...), y que me han dado algo de dinerito que aún no he gastado (Hijo dorado, ¡espérame!). ¿Preparados? Pues, ¡dentro I.M.M.!


In My Mailbox es una sección creada por Alea en su blog Pop Culture Junkie y que más tarde fue adaptada por Kristi en su blog The Story Siren. En un I.M.M., se suben fotografías de tus últimas adquisiciones (compras, regalos, préstamos...) para que los lectores tengan una idea de las próximas reseñas que se podrán encontrar en el blog.

Primero, la foto de familia. De arriba a abajo son: Marina, de Carlos Ruiz Zafón, El mar de la tranquilidad, de Katja Millay, Tormenta, de Jay Kristoff, El héroe perdido, de Rick Riordan, Mi corazón en los días grises, de Jasmine Warga, y Puro, de Julianna Baggott.

Aquí están mis adquisiciones de abril. La primera es Marina, de Carlos Ruiz Zafón, libro al que le tenía muchas ganas y que me compré en Roma. Sí, habéis leído bien, Roma. Es que allí encontramos una librería en español y yo le tenía muchas ganas a este libro y necesitaba algo para leer, así que me lo compré. Pronto reseña ^^

El segundo, aunque en realidad lo conseguí antes es Tormenta, de Jay Kristoff, que me compró mi madre para que me lo llevara a Roma. Le tenía muchas ganas a este libro, porque tiene muy buenas reseñas, y, aunque me ha gustado, no ha sido todo lo que esperaba. Pronto reseña también (espero xD)

El héroe perdido, de Rick Riordan. Como muchos sabéis, le tenía muchas ganas a esta saga y me regalaron el primero, así que ya no tenía excusa para no ponerme con ellos, ni para no acabar con la primera saga (cosa que he hecho ;). Estoy deseando muchas ganas de leerlo ^^

Mi corazón en los días grises, de Jasmine Warga. A este libro le tenía muchas ganas, a pesar de que tiene todas las papeletas para ser un dramón, y de los gordos. Aún así, le tengo muchísimas ganas, y las grandes críticas que tiene hacen que quiera leerlo cada vez más.

Puro, de Julianna Baggott. Como sabéis, le tenía muchísimas ganas de leerlo. Lo malo es que les habían cambiado las portadas por esa cosa tan horrible. Por suerte, resulta que lo que han hecho con los libros antiguos ha sido ponerle una sobrecubierta, dejando el libro original, lo que es un verdadero puntazo xD

El mar de la tranquilidad, de Katja Millay. A este libro le tenía muchas ganas, y ya llevo más de la mitad. No es exactamente como esperaba que fuera, pero la verdad es que está muy bien ^^ Y el paquete de separadores que viene de regalo está muy bien xD

Y esto es todo por hoy. Espero que os haya gustado. ¡Un beso!
http://mislibrosestanaqui.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...